Estudió la licenciatura en Economía en el ITAM. Durante la carrera, participó en Enlace Rural, una asociación estudiantil dirigida al trabajo y desarrollo de comunidades rurales en el estado de Hidalgo. Luego, tuvo un breve paso en Irradius, un fideicomiso especializado en bienes raíces. Finalmente, una serie de afortunadas coincidencias lo llevaron a descubrir su hogar, El Buen Socio.

​Nuestro esquema de trabajo es en alianza con organizaciones que apoyan o desarrollan proyectos productivos, los cuales están en una etapa en la que requieren financiamiento o co-financiamiento adicional a los recursos aportados por las OSCs, y están listos para adquirir un crédito.

Algunos de nuestros principales aliados estratégicos son:​

El equipo

​Paola Aguirre


Estudia la licenciatura de Relaciones Internacionales en el ITAM. Realizó su servicio social en Enlace Rural, una organización estudiantil dedicada al desarrollo académico, personal y económico de comunidades rurales en Hidalgo. También, formó parte del Consejo de Alumnos del ITAM donde siguió trabajando en el área de desarrollo social. A partir de estas experiencias, decidió que quería dedicarse a hacer de México un país más incluyente y más justo. Vio en el Buen Socio una gran oportunidad para acercarse a este objetivo.

Somos un equipo interdisciplinario de personas comprometidas con México y con la búsqueda de la igualdad de oportunidades para todos.

Nuestros aliados

Mauricio Mondragón

​​Karla Breceda


Es la fundadora y directora de El Buen Socio.
Karla es licenciada en Economía por el ITAM y maestra en Políticas Públicas por la Universidad de Harvard. Antes de El Buen Socio, trabajó en el Banco Mundial, SEDESOL y Financiera Rural, diseñando programas sociales en el medio rural y esquemas de inversión para proyectos productivos. Con toda esta experiencia, Karla está decidida a cambiar la forma en que se hacen las cosas en México para construir un país más incluyente.

​Jorge Rosas


Estudia Ciencia Política en el ITAM. Ha tenido la oportunidad de pertenecer a diversas organizaciones de ayuda social, especialmente en trabajo con niños en situaciones vulnerables. Voluntario en México, Haití y República Dominicana, convencido de que este mundo tiene grandes signos de esperanza. Busca poner su parte en la reconstrucción del tejido social, y está convencido de que el impacto que El Buen Socio tiene en esta labor es inmenso.

El Buen Socio permite que la inversión de impacto llegue a los proyectos que generan beneficios sociales y ambientales.

Monserrat López


Estudia la licenciatura en Gestión y Administración de PyMES en la UNAD México.Trabajó en SEDESOL, donde descubrió que le apasiona dirigir su energía a mejorar la calidad de vida de otras personas; en Chamuchic, donde aprendió que la perseverancia es la clave del éxito y en Crowdfunder MX una plataforma de inversión para empresas innovadoras. La experiencia de Monserrat con grupos vulnerables y su inquietud por hacer de este un México incluyente son el motor que la motiva a ser parte de El Buen Socio.

Cristina Ortega


​Estudió Ingeniería en Informática en el Instituto Politécnico Nacional.  Antes de El Buen Socio, Cris trabajó en Financiera Rural en el diseño e implementación de sistemas de información para optimizar los procesos en la Institución. Además ha trabajado áreas de negocio, información de impacto, operación  y tecnología en SEDESOL, en la Secretaría de Economía y en la Comisión Nacional de Vivienda. Ahora aporta su experiencia en el equipo de El Buen Socio colaborando en  la generación de historias de éxito con financiamiento incluyente y diferenciado.​

​María Luisa Chávez


Estudió Administración Pública y Ciencias Políticas en La Sorbona, en París, y actualmente está haciendo un Máster en Creación y Gestión de Empresas Innovadoras en la Universidad de Barcelona. Con experiencia trabajando en Natixis, un banco de inversión, y en Venture Institute/AllVP, una aceleradora de negocios con fondo de inversión de capital de impacto, María Luisa se unió a El Buen Socio lista para poner su grano de arena en México. La inclusión financiera es la batalla que escogió pelear, y El Buen Socio es su trinchera.